La recogida de la orgánica se extiende a otros cinco distritos de la ciudad

La recogida de residuos orgánicos sigue extendiéndose de forma progresiva a todos los distritos de la ciudad. El 1 de noviembre le llega el turno a Tetuán, Moncloa-Aravaca, Ciudad Lineal, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas. En estos distritos, el Área de Medio Ambiente y Movilidad está suministrando a las comunidades de vecinos y vecinas los nuevos cubos y contenedores de cuerpo gris y tapa marrón para que depositen estos residuos orgánicos.

A fecha de hoy ya se han instalado en los distritos de Tetuán, Moncloa-Aravaca, Ciudad Lineal, Villa de Vallecas y Puente Vallecas 24.332 cubos de dos ruedas, 2.586 contenedores de 800 litros y 734 contenedores de 2400 litros, todos ellos con tapa marrón. La recogida se realiza todos los días de la semana en el horario habitual de la recogida del cubo de resto, el de tapa naranja.

El día 1 de octubre comenzaba la segunda fase con la ampliación a Arganzuela, Chamberí, San Blas-Canillejas y Villaverde. En diciembre, el cubo marrón llegará a Latina, Vicálvaro y Hortaleza. El Ayuntamiento comenzó la segunda fase de la implantación de la recogida de residuos orgánicos en octubre, con la ampliación progresiva hasta diciembre a 12 distritos y una población de 1,9 millones de habitantes.

La implantación de la recogida selectiva de la orgánica comenzó el año pasado con una proyecto piloto en 17 ámbitos pioneros y forma parte de la Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos de la ciudad. En esta fase piloto de la implantación de la orgánica, que llegó a 255.000 habitantes, entre noviembre de 2017 y septiembre de 2018 se recogieron 15.018 toneladas. Por su parte, desde el 1 al 20 de octubre, incluyendo también cuatro nuevos distritos al completo, las cantidades recogidas de residuo han sido de 1.891,38 toneladas. La previsión es que durante el año que viene, este sistema se implante progresivamente hasta cubrir toda la ciudad.

Reciclaje de residuos para el desarrollo de la economía circular

El propósito de la recuperación de los residuos orgánicos o biorresiduos es contribuir al objetivo europeo de alcanzar el 50% de residuos preparados para la reutilización y el reciclado antes de 2020. Para ello, el Ayuntamiento de Madrid ha elaborado una Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos, que se encuentra en fase de información pública.

La materia orgánica constituye una parte mayoritaria de los residuos domésticos, aproximadamente el 40%, por lo que su recogida separada es esencial para poder cumplir los objetivos a medio y largo plazo de reciclaje de dichos residuos municipales y contribuir al desarrollo de la economía circular.

El sistema de recogida de residuos implantado hasta ahora, recogía la materia orgánica, mezclada con otros materiales, en la denominada “fracción resto”. Con este sistema, para separar los biorresiduos, es necesario recurrir a un tratamiento mecánico previo de separación, que sólo consigue recuperar parte de los mismos y lo hace además con baja calidad por estar mezclados con otros materiales. Sin embargo, la recogida separada de calidad de los biorresiduos hace prácticamente innecesario el tratamiento posterior de separación, facilitando la producción de biogás o compost.

Además, tiene otros beneficios medioambientales, como la reducción de los gases de efecto invernadero o de malos olores, se reduce la cantidad de residuos que llegan al vertedero, aumentando su vida útil, y se mejora la recogida selectiva del resto de los residuos reciclables.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario